Líneas de atención: 018000977330 - 3114803629

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

El Viaducto, una megaobra que combina modernidad y respeto por la ecología

30 DE SEPTIEMBRE DE 2018

 

Es el puente más largo del país y el tercero de Latinoamérica en longitud. Ahorra el 50% de la movilidad para entrar y salir de Cartagena. Conecta a la ciudad con Barranquilla y otras regiones del Caribe.

El Viaducto sobre la Ciénaga de la Virgen se conviritó en el puente más largo del país, una obra impresionante que está a la altura de los tiempos modernos, que mejorará la movilidad entre Cartagena y Barranquilla y representa, además, uno de los instrumentos de desarrollo vial y urbano de una de las zonas de mayor proyección de Cartagena: la Norte.

Este Viaducto es el tercero más largo de Latinoamérica y fue bautizado como el “Viaducto de la Paz”, en honor al proceso que el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos desarrolló con las Farc para llegar al final de una guerra de más de cincuenta años.

Tiene 5,4 kilómetros de longitud de los cuales 4,73 están sobre la ciénaga. Una altura de siete metros promedio y ahorrará el 50% del tiempo de movilidad para entrar y salir de Cartagena. Los constructores calculan que transitar por el viaducto le ahorrará a los conductores aproximadamente entre quince y veinte minutos de viaje. Tuvo un costo de 2,3 billones de pesos y estuvo a cargo de la concesión Costera Cartagena - Barranquilla.

Algunas de las cifras para su construcción son impresionantes: se utilizaron sesenta y nueve mil trescientos noventa y ocho metros cúbicos de concreto, los que  equivalen a tres estadios Metropolitano. Seis millones trescientos dieciocho mil quinientos kilogramos de acero instalados, que es igual a dos Torres Colpatria. Y su peso es de ciento sesenta y seis mil quinientos cincuenta y cuatro toneladas, que es el mismo peso de mil cien ballenas azules.

El Viaducto, que se construyó en treinta y cuatro meses, opera con dos carriles en sentido Cartagena–Barranquilla. Los dos carriles de la calzada existente (la que bordea el corregimiento de La Boquilla) quedarán en sentido Barranquilla–Cartagena. Y la nueva calzada que se construyó en frente de la zona hotelera quedará en doble sentido para facilitar el acceso al sector residencial, sin interferir con el ingreso al centro de la ciudad.

Los constructores aseguraron que la megaobra tuvo como objetivo principal preservar la zona de manglares y minimizar la ocupación en la Ciénaga de la Virgen, “por lo cual el concesionario implementó un novedoso método constructivo denominado Top Down que permitió la construcción de arriba hacia abajo, priorizando el componente ambiental y respetando la naturaleza, al evitar la necesidad de dragado y la construcción de vías de acceso temporales”.

De acuerdo con la firma constructora, los elementos estructurales, pilotes, cabezales y vigas, “fueron prefabricados en hormigón e instalados, utilizando un equipo especial de montaje llamado Viga Lanzadora, diseñado para este tipo de construcción, el cual no requería acceso desde el suelo y se desplazaba sobre el mismo Viaducto. Para la construcción se utilizaron dos de estas Vigas Lanzadoras o estructuras de lanzamiento, las cuales estaban especialmente diseñadas para hincar los pilotes prefabricados, completar el posicionamiento de los cabezales prefabricados y luego lanzar y colocar las vigas prefabricadas en un tiempo récord”. De hecho, la obra se entregó cuatro meses antes de lo previsto. Durante el tiempo de construcción se evitó la afectación a actividades de pesca, agricultura y turismo.

Hoy, los viajeros que transitan por el Viaducto gozan de una vista única que ofrece la Ciénaga de La Virgen y su majestuoso entorno de gran valía ecológica, además de la seguridad y comodidad de esta vía que será también un importante acceso a uno de los proyectos urbanísticos y turísticos que tendrá Cartagena en la Zona Norte y que se convertirá en una ciudad con toda la infraestructura necesaria. Este es el desarrollo de la llamada Zona Norte, que se había convertido en un sueño de hace muchos años para la capital de Bolívar.

Este polo de desarrollo, con el Viaducto, y los proyectos urbanísticos que se desarrollan, empieza a convertirse en una realidad y abre paso a nuevas propuestas que desde ya se impulsan, especialmente en el tema turístico.

Cartagena había visto cómo este sector se desarrollaba en los últimos años a pasos agigantados y por eso fue necesario la construcción de una obra de la dimensión del Viaducto de la Ciénaga de la Virgen, o Viaducto de la Paz, lo que facilitará aún más los accesos a los nuevas iniciativas de infraestructura y urbanismo que ofrece esta zona que contempla amplios terrenos y la cercanía a balnearios.  

Durante la inauguración del Viaducto, el entonces presidente Santos destacó justamente el impulso de desarrollo que generará a los municipios aledaños y dijo que la obra en sí era un hito de la ingeniería del país. Aseguró que la megaobra fue construida “con la mejor tecnología” y destacó cómo se respetó el medio ambiente, la zona de manglar y la ciénaga. “Solamente aquí hay 169 especies de pájaros y todo eso se está conservando”, añadió esa vez. 

Esta megaobra cuenta con un diseño del sistema para mitigar los impactos contra el medio ambiente. Consiste en la captación de las aguas superficiales a través de una rejilla que se encuentra a nivel de la capa de rodadura de la vía, un tanque de almacenamiento, que a su vez consta de una trampa de grasas y un sedimentador y una tubería de descarga. Este sistema permite que el agua lluvia captada pase por un proceso de separación de los materiales sólidos y las grasas para depositar en la ciénaga el agua lluvia libre de material contaminante, según los constructores.

El expresidente Santos durante su inauguración dijo que es una obra que mejora la competitividad y contribuye a generar empleo, más proyectos turísticos y optimización de la conexión entre las regiones. 

La Sociedad de Ingenieros y Arquitectos de Bolívar dijo que el Viaducto es una obra de ingeniería digna de visitar y que es ya un atractivo turístico más de la ciudad debido a la gran vista ecológica que tiene de la Ciénaga de La Virgen y el ecosistema de manglar existente.

Ver más